Robert Smalls

Imagen de Robert Smalls.

Buceando en las profundidades de Instagram encontré la publicidad de un documental producido por Samuel Jackson. Me detuve especialmente por un motivo: el título. Se llama Enslaved y busca, en seis episodios, seguir los pasos de los barcos que traficaban humanos, que serían vendidos como esclavos, por la ruta atlántica. Desde los lugares de origen en África hacia América.

Póster del documental Enslaved

Fueron 12 millones de seres humanos arrancados de su tierra, su familia, su cultura, arrancados de la vida en definitiva porque lo que vivieron después no puede ser llamado vida. Dos millones murieron en el mar, en naufragios.

El documental va desde el primer barco carguero (a los esclavos los llamaban cargo, como si fueran cosas y no humanos) hasta la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos. A lo largo de esta historia se nombran a varios esclavos que lograron la libertad propia y que ayudaron a liberar a otros en su condición: Harriet Tubman, Frederick Douglass, Olaudah Equiano, entre otros.

Esclavos den Charleston

Pero hubo uno que me llamó la atención por dos motivos: primero porque, a pesar de leer sobre el tema desde hace mucho tiempo, no lo conocía. En segundo lugar por un acto de grandeza que me conmovió.

Robert Smalls nació el 5 de abril de 1839 en Beaufort, Carolina del Sur. Su mamá era esclava y su papá desconocido. Se asume que el padre era uno de sus dueños.

Fue una práctica común que los amos embarazaran a sus esclavas. Especialmente cuando se prohibió el tráfico de esclavos desde África. Como los hijos de esclavos eran esclavos, los hombres de las casas violaban a las mujeres para que tuvieran hijos que, por supuesto, se convertían en esclavos.

Robert Smalls en su juventud.

Cuando cumplió 12 años, sus dueños, la familia McKee, se mudó a Charleston (también Carolina del Sur) y el pequeño Robert empezó a trabajar en el puerto. Como era muy inteligente y aprendía rápido lo mandaron a trabajar en un barco. Y se hizo marinero.

En 1861 se inició la Guerra de Secesión, entre los Estados Confederados del Sur y la Unión. Robert fue asignado para trabajar para el ejército confederado en el buque The Planter, que había sido un barco algodonero ahora transformado en buque de guerra: llevaba municiones, armamentos y provisiones a diferentes fuertes.

En mayo de 1862, cuando los oficiales y la tripulación dormían en Charleston y el buque  estaba anclado en el puerto, subió al barco a una tripulación de ocho hombre y cinco mujeres (entre ellos su mujer e hijos) y zarpó.

Buque The Planter

Como conocía las señales para pasar por los controles (las señales que indicaban que era un barco de la Confederación y no un buque enemigo) pudo navegar sin problemas y eludir cinco puntos de control confederados.

Al llegar cerca de una flota enemiga, enarboló una bandera blanca de rendición. Logró pasar a la Unión las provisiones y municiones que cargaba el barco más información sumamente importante: el libro con códigos, del Capitán, con las claves de señales confederadas y un mapa con la ubicación de torpedos y minas.

Pero lo más importante: logró su libertad, la de su familia y la de la tripulación.

Robert logró ser alistado en el ejército de la Unión y se le dio el mando de Capitán del CCS The Partner que gracias a su hazaña ahora pertenecía a la flota de la Unión.

Diario del 7 de octubre de 1862 en donde se relata la hazaña de Smalls.

Al terminar la guerra aprendió a leer y a escribir (eran muy pocos los esclavos que sabían leer y escribir) y  con sus ahorros (con los que anteriormente había intentado en vano comprar su libertad) compró la casa de sus antiguos amos que había sido confiscada por no pagar impuestos. Y aquí el acto de grandeza que me conmovió cuando vi el documental. Jane Bond MacKee, quien había sido su dueña, sufría de demencia y de mala salud. Un día llegó a su casa (que ahora era de Robert y su familia) creyendo que aún era la suya. Robert Smalls la acobijó, acondicionó el cuarto principal de la casa, y la cuidó hasta el día de su muerte. No se me ocurre un acto de amor más grande.

Más adelante, compró también un edificio de dos pisos que transformó en escuela para chicos afroamericanos.

En 1868 comenzó su carrera política, con el Partido Republicano, como miembro de la Cámara de representantes del Estado de Carolina del Sur y luego, en 1874, como miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

Durante su gestión, impulsó la legislación del primer sistema educativo público, gratuito y obligatorio.

Casa de Robert Smalls en Charleston. Hoy lugar histórico.

En 1886 se retiró de la política y trabajó en la aduana de Beaufort hasta 1911. Murió de malaria en 1915.

En el documental Enslaved, quien cuenta la historia es uno de sus descendientes, Michael Moore. En 2015, Moore dio una charla TED sobre la historia de su tatarabuelo. Aquí lo tienen.

Publicado por Pato Gutiérrez Méndez

Escribo libros infantiles y juveniles. Curiosa por la historia desde los seis años. Comparto todo lo que aprendo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: